Conflicto secundario: El despertar de los estudiantes frente al fraude legal


Furia desatada

Miércoles 4 de Abril, 2:00 PM- Los noticiarios dan cuenta de la protesta de los secundarios que recién culmina, dejando un saldo de 513 detenidos, 25 heridos y 30 millones de pesos por destrozos en la vía pública. En sus declaraciones, tanto la Ministra de educación Mariana Aylwin como el Alcalde de Santiago Joaquín Lavín demuestran su total sorpresa ante la fuerza de un movimiento que reunió 7000 jóvenes un par de horas antes, hecho que motiva a la opinión pública a escuchar finalmente que es lo que los chiquillos tienen que decir.

El asunto pareciera ser muy simple, los estudiantes se niegan a pagar el pase escolar 2001, ya que, el pase 2000 que sí fue cancelado no se les entregó nunca. Eso sin considerar que este hace un par de años costaba $1000 hoy por poseer un chip para el cobrador automático cuesta $3500, es decir $ 2500 más por algo que nunca se ocupa.

Si bien, la cara visible de la jornada del 4 fue el parlamento juvenil, estos demostraron ser un organismo oficialista fácilmente manipulable por el gobierno. No pasaron 24 horas para que en conferencia de prensa conjunta, este "parlamento" y el ministerio intentaran dar por terminado el conflicto, el presidente de dicho organismo estudiantil celebraba el "provechoso" acuerdo que consistía en la rebaja de 1000 pesos al pase 2001, mientras la ministra retaba a los niños por el caos en la protesta y se negaba a decir que paso con los millones de pesos entregados por los secundarios al Consejo Superior de Transporte correspondientes al pase 2000.

Lunes 9 de Abril- 10000 jóvenes, ahora en paro indefinido, salen a las calles convocados ahora por la Asamblea coordinadora de estudiantes secundarios, mostrándole al país que no van a retroceder en sus demandas y desautorizando al parlamento juvenil y sus acuerdos inservibles. La contraofensiva del Gobierno no se ha hecho esperar, utilizando toda su maquinaria "periodística" , los acusa de intransigentes, objetos del Partido Comunista y hasta jóvenes drogados u alcohólicos; aún así los secundarios no se han amilanado y están dispuestos a continuar con las movilizaciones por lo menos hasta obtener la gratuidad del pase 2001, aunque no dejan de lado sus otras exigencias como la ampliación de las libertades al interior de los colegios, la continuidad de los estudios de las jóvenes embarazadas y la gratuidad de la P. A. A.

El Fenómeno ACES, El Gobierno ratón y lo que nos deja el paro

La organización estudiantil que realmente representó los derechos de los secundarios fue sin duda la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios. Su aparición su aparición se realiza en el momento justo, ya que, no solo continua con un conflicto que tenía sus días contados gracias al gobierno "conversador" y los dirigentes cooptados del Parlamento Juvenil, sino que, al tener el apoyo de las bases es capaz de retomar la iniciativa, ahora con un impulso imparable.

El gobierno por su parte fracasó rotundamente en esta ocasión, primero intentando por todos los medios terminar el paro y desacreditar a los voceros (cometieron el tonto error de pensar que estos voceros eran caudillos); y después con sus de dialogo sin las partes involucradas en la mesa.

Es Así como el éxito de los secundarios se debió principalmente a su cohesión, a saber reconocer sus demandas y no dejarlas diluir (el asunto primordial se remitía al pase escolar), sus dirigentes no se alejaron de las bases, aguantaron las constantes amenazas y por último recibieron la ayuda impensada del gobierno y los empresarios microbuseros, ya que, fueron tan descarados sus fraudes y tan ineficaces sus excusas que evidenciaron la legitimidad de la causa estudiantil. (por ejemplo, las cuentas bancarias de los empresarios con dinero de los secundarios y los irrisorios "raspe- pase".

El conflicto del pase escolar nos deja dos asuntos principales a considerar, el primero es la importancia que tienen los estudiantes secundarios como grupo social, la trascendencia que tiene lo que se haga de 1ª a 4ª medio, todos pasamos por esta etapa, no así el universitario u otros; nos dieron cuenta de su fuerza, cuando no eran considerados o se creían mermados. Evidenciaron la necesidad de crear organización de base tanto para poder responder ante estos casos como para ser una escuela de revolucionarios.

Como segundo punto, los jóvenes secundarios demostraron que se puede enfrentar a los empresarios ladrones y al gobierno cómplice y salir airosos sin la necesidad de caudillos fácilmente manejables; además usar la orgánica adecuada a la sazón de los acontecimiento. En el caso del ACES, demostraron que la organización horizontal funciona y es de hecho la más apropiada para asegurar posturas en época de movilizaciones a pesar de los sectores tradicionales de la política chilena.


ALERTA 1


Congreso de Unificación Anarco-Comunista